El error, la otra cara de la excelencia

Hoy les traigo un resumen de un artículo recientemente publicado por Santiago Alvarez de Mon, brillante profesor del IESE y asesor de empresas, quien no deja de sorprenderme con sus artículos.

“Diversión y exigencia son los dos bastones de un maestro que marca un ritmo asfixiante a la carrera.  Los colaboradores deberían desconfiar de unos jefes que confunden un estilo participativo e ilusionante con un liderazgo débil y pusilánime en el que la crítica íntegra, oportuna y justa no tiene cabida.  Uno de esos ídolos de masas a los que la sociedad rinde pleitesía, un icono mediático y fulgurante que ha batido todo tipo de récords, un deportista de élite.  Dios en la cancha como lo bautizó su admirado rival, Larry Bird, de los Boston Celtics –estoy hablando de Michael Jordan-, confiesa: «He fallado más de 9,000 tiros en mi carrera.  He perdido más de 300 partidos.  En 26 ocasiones se me concedió la responsabilidad de encestar la última canasta y me equivoqué.  He fallado una y otra vez en mi vida deportiva.  Por este motivo triunfé».  Lo del error como la otra cara de la excelencia no es una frase elegante, un eslogan paradójico, un juego atrevido de palabras.  Es, simple y llanamente, el patrón universal de todos los que llegan a la cúspide de su profesión.  Así que ya sabe, si hoy se ha equivocado, penetre en los agujeros más oscuros de ese error, y asegúrese de que les da la luz y aprende.

Jordan es un canto al esfuerzo, a la insistencia, al trabajo, más que testimonio de un prodigio natural.  Jordan no pasó el corte con el equipo del colegio.  Tampoco fue elegido por la universidad con la que quería jugar.  Tampoco fue seleccionado por los dos primeros equipos de la NBA que perfectamente le podían haber integrado en sus escuadras. ¿Cómo se sintió el gran Jordan? Devastado, no se lo podía creer.  Su madre confiesa: «Le dije que insistiera y trabajara con más disciplina».  ¿Le hizo caso?  No lo dude.  Salía de casa a las seis de la mañana para ir a entrenar antes de asistir a clase.  En la universidad de North Carolina trabajó constantemente sus debilidades, juego defensivo, manejo del balón y tiro exterior.  Una vez, después de haber perdido el  partido más importante de la liga, se quedó lanzando tiros durante horas.  Para todos los que le conocen, su capacidad de trabajo es legendaria.  ¿Su receta?.  «La fortaleza mental y el corazón son mucho más importantes que algunas de las ventajas técnicas o físicas que puedas tener. » Jordan dixit ¡Sorpresa!

Los hijos deberían sospechar de unos padres que le conceden todo, que nunca les niega nada, que les acunan y mantienen calentitos en cuanto los primeros fríos y sinsabores despuntan en lontananza.  Los estudiantes deberían suspender a los profesores que des aprobado general a todos, que no les exigen y obligan a dar el callo.  Señal de que no les valoran, de que no esperan gran cosa de ellos. 

Parece que la alegría te la da el triunfo, pero si éste no te ha costado nada, la felicidad no es ni mucho menos la misma.  La alegría del triunfo te la da el trabajo que tú has hecho para alcanzar la victoria.  Si no te cuesta, no la valoras.  La pasión, las ganas de triunfar te las dan todas las horas de trabajo que has llevado a cabo.

Una de las cosas que más me sorprende de Rafael Nadal es cómo maneja los errores.  Hay gente  en el golf que falla un putt  le acompaña esa frustración en los próximos cinco hoyos.  Rafa pasa la página, se recupera y gana el siguiente punto, le comento a Toni.  «Porque lo ha entrenado.  Cada vez que cometía un error, parábamos y le preguntaba «¿Qué ha pasado? ¿Cuál es el movimiento correcto? »  Hablamos de los errores con toda naturalidad y sencillez.  Cuando te hundes por un fallo, es una presunción exagerada de su capacidad.  Lo normal es que falles, eres humano.  Si no lo ves así, eres un soberbio, un impaciente.”

Anuncios

8 Respuestas a “El error, la otra cara de la excelencia

  1. Me gusta este aprendizaje.. la verdad esque todos somos capaces de hacer lo mismo que hizo el, esforzandose cada dia por mejorar en lo que mas queria..
    El caso es que esa energia que se necesita para llevarlo acabo, solo está disponible cuando uno tiene las ideas claras … y para tenerlas hay que trabajarlas dia a dia….

  2. Con tu permiso lo comparto en Facebook. Una gran historia, un motivo por el que luchar.

  3. Muy cierto, la ansiada excelencia se logra solo luchando dia a dia con perseverancia, energía y mucha pasión en lo que realmente queremos, pero siempre reconociendo nuestros errores con humildad.

  4. Muy interesante lesion, es cierto; solo la perseverancia y la mejora continua de esos errores que como humanos cometemos nos lleva al éxito. Aprovecho la oportunidad despues les enviare mis vivencias en la Audiencia Pública que realizo el diario el comercio el sabado 19 en Madre de Dios. Un departamento con mucho futuro: 1) Tiene el metal que los paises y los multimillonarios necesitan en grandez cantidades por los problemas económicos mundiales 2) Es la puerta de Ingreso y Salida de la setima economía del mundo: Brasil 3) Cuenta con un patrimonio de la humanidad declarado por la Unesco “El Parque Nacional del Manu”, recientemente visitado por el multimillonario e icono de la música: Mick Jagger 4) Capital de la Megabiodiversidad y 5) Pertenece ha un pais que esta geograficamente bien ubicado con relación a los otros y en la cuenca del pacífico donde estan los negocios pero en extrema pobreza. Para reflexionar.

  5. Muy interesante y para reflexionar, bien dicen algunas personas “el peor juez de una persona, es uno mismo”, o como dice un antiguo adagio “te sientes desanimando, tu poder será escaso”. Quien nació con el know how de algo? nadie, todos hemos venido con las mismas capacidades, pero algunos pudieron trabajarlas mejor que otros, sea por perseverancia propia o por otras razones. Si queremos triunfar hemos de aprender y para aprender hay que equivocarse, nadie puede hacer algo perfecto a la primera, requiere planificación, seguimiento, control o verificación, ajuste y continuar hasta lograr dominar una destreza.

  6. me gusta mucho este articulo. ” El error, la otra cara de la Excelencia”, en efecto de los errores se aprende, cuando nos hemos equivocado y volvemos a intentarlo buscando nuevas soluciones para lograr lo que nos hemos pupuesto. Difinitivamente la otra cara del error es la Excelencia sustentado en la perseverancia. si somos perseverante en lo que nos cuesta mucho entender, comprender, dominar, etc. el hecho de intentarlo una y otra vez va potencianco nuestras habilidades y destrezas.
    El equivocarnos y reconocerlo nos hace crecer como s personas. y por tanto nuestras relaciones mejora a nuestro entorno, a nivel laboral, familiar, amical etc.

  7. Estimados Amigos
    Solo voy a escribirles esta frase
    EL EXITO NO ES UN MEDIO DE VIDA ES UN ESTILO DE VIDA

  8. Respetados Lectores: solo les puedo decir, que de cometer errores se aprende; pero nunca se puede cometer el mismo error dos veces. Eso es algo que siempre les enseño a mis hijos y a todos los jovenes con los que mantengo una conversacion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s