Los desafíos de la adversidad

Aprovechando que en Perú se celebra mañana el día de la madre, quise colocar un artículo sobre el valor de los padres. Hace poco me enteré de un caso emblemático, que es el de la familia Hoyt. Un padre que tuvo un hijo tetrapléjico que hace unos años le pidió hacer la prueba de ironman. Esta prueba consiste en nadar 4 km, luego pasar un trayecto de 180 km en bicicleta y finalmente correr 42 km. Una prueba que a todas luces dejaría exhausto a cualquier deportista profesional, pero que sin embargo, era un reto a vencer por un padre que muere de amor por su hijo. Una hazaña realmente heroica ya que a diferencia de la prueba normal, en este caso el trayecto lo hace cargando a su hijo.  Y es que cuando hay espíritu de lucha, el cuerpo humano no tiene límites. Eso es justamente lo que demostró su padre, porque lo hizo. Al final de este artículo adjunto el video.

Es este un claro ejemplo de que la adversidad nos desafía, o  saca lo mejor  de nosotros o nos quiebra. Cuando en la vida se presenta la adversidad es cuando cosechas lo que has invertido antes: humildad, disciplina, esfuerzo, perseverancia. Christopher Reeve, (Superman) quien tuvo un accidente y sólo podía mover del cuello para arriba, decía que la adversidad lo ha unido a su mujer, si no tuviera esos cimientos mencionados anteriormente que sembró cuando estaba bien, hubiese terminado separándose.

En la adversidad hay que “coserse” al presente. Ir al pasado nos da nostalgia y al futuro nos da angustia. El futuro lo hacemos hoy y el hoy es saber que estoy haciendo lo que debo en ese momento. En el presente no hay ansiedad, hay tareas, hay encargos por realizar.

Muchas veces somos mezquinos a la hora de darnos, y no somos capaces de saber hasta dónde podemos llegar. La familia Hoyt me enseña que hay que regalar nuestra mejor energía cuando más se necesita, porque eso es justamente lo que nos hace mejores.  A todos nos ha tocado la puerta la adversidad en algún momento. ¿Qué sería de nosotros si no nos hubiese visitado? Seríamos orgullosos, superficiales, fatuos, ya que no sabemos manejar bien la abundancia.

La adversidad no es el momento para que nuestra autoestima se retire sino por el contrario para que se haga más fuerte y se convierta en nuestra brújula interior.

Alvarez de Mon decía que a la hora de viajar por la vida, la felicidad tiene mucho que ver con las personas que te acompañan (familia, amigos, jefe, etc.)  y la dirección del tráfico. Cuídense de viajar con pesimistas. El optimismo irradia energía. Hoy en día los optimistas son admirados porque el día a día nos da muchos motivos para ser pesimistas. El optimismo no es esconder la realidad sino enfrentarse a ella con esperanza, paciencia e ilusión.

Los dejo con esta lección de amor familiar: http://www.youtube.com/watch?v=nQaBewYgvcE&feature=fvsr

Anuncios

Una respuesta a “Los desafíos de la adversidad

  1. Envio este comentari acerca DE ESTE ARTICULO Q LEI HACE UNOS MESES y recien lo entiendo pues la adversidad me ha visitado y lo estoy viviendo y me cayomuy bien leerlo nuevamente fue de casualidad pues queria entrar a mi correo y le agradezco muchisdimo haberlo publicado me ha hecho muy bien me hadaso fuerzas esperanzasy animos para seguir adelante.. que Dios lo bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s