El itinerario de mi alma

1Hace algunas semanas estoy tentado para escribir sobre la forma en que vivimos. Nuestro plan de vida, nuestro itinerario de cosas por hacer, pero que va mas allá del quehacer de cada día, es hablar del próximo nivel, un nivel superior. Todo el mundo quiere mejorar e ir más allá tanto en su vida personal como profesional. Pero, si bien a veces avanzamos, no siempre logramos llegar al próximo nivel.
La gran pregunta es como vivir en ese nivel? Como aterrizar al día a día las actividades para estar en un nivel en el cual, vivamos tranquilos, en paz, con alegría. Eso no depende del dinero que tengamos ahorrado, de la cantidad de fiestas que tengamos para el fin de semana, o de lo que aparentemos con los demás. Es un tema mas profundo, que exige un conocimiento real de las cosas que nos hacen realmente felices.
 

Para ello es muy importante pensar no solo en el presente, sino en el futuro, identificar que será lo mejor para nosotros en el largo plazo, lo que en una empresa es la visión, y la visión no es mas que el arte de ver lo que es invisible a los ojos, ver con los ojos del alma.  Para serles sincero, es mucho mas fácil de lo que pensamos, solo exige tener las ideas claras de lo que es mejor para uno y para los que viven con él, y mucha perseverancia y disciplina. Es justamente trazarse un itinerario en el día, pero un itinerario de actividades importantes no para el cuerpo sino para el alma.

Bien decía El Ozono: “Cuida el alma, que el cuerpo morirá.” Y eso, implica muchas veces ganarte a ti mismo, ganarle a tus ganas de hacer las cosas a medias, ganarle a tus ganas de quedarte 10 minutos mas durmiendo y no hacerle caso al despertador para levantarte a la hora que debes, implica ganarle a tus ganas de pensar mas en ti y menos en los demás, para hacerle la vida mas fácil a tu enamorada, tu esposa, tus padres o tus hijos, implica un orden de prioridades distinto, en el cual tu pases a un segundo lugar, para priorizar a los que mas queremos, implica un itinerario diferente, no del día a día, sino un itinerario que vaya mas allá, en el cual le destines a tu tiempo, momentos para estar contigo mismo, puede ser leyendo, 30 minutos diarios es ideal, sobre cualquier tema de autoayuda o del trabajo de cada uno, puede ser meditando, sea cual fuere tu religión, lo importante es hacerlo al comienzo del día para priorizar las cosas mas importantes para hacer, y al final del día para hacer un “recordaris” de las cosas que uno hizo bien, las que hizo mal, las que pudo hacer mejor, las que omitió hacer por flojera, cansancio, desidia, las que le hizo mal a alguien, las discusiones innecesarias y la parte mas importante, que hacer para que eso no vuelva a ocurrir, con metas concretas. 

No es cuestión de contentarse con ser “buena gente”, “buen trabajador”, no, con eso no llegaremos a nada ni a ser nadie en este mundo. Cuando a uno le preguntan sobre cierta persona, y ésta es relativamente buena y normal, solemos decir: “Ah, fulanito es buena gente”. Que triste descripción de una persona. Es como decir, es uno mas de los que andan por allí, no tiene nada en lo que destaque. Es un conformista que no ve mas allá del día en que vive, no se proyecta, o peor aun, su única proyección es ganar mas dinero. Y es que muchos de nosotros, vivimos con ese estilo de vida.   Como decía un buen amigo Luis Fuertes, http://www.luisfuertes.blogspot.com/ De un tiempo a esta parte se ha ido implantando en la sociedad de los países avanzados una nueva cultura basada en conceptos tales como PAZ, AMOR, TOLERANCIA, RESPETO, CONCORDIA, …, todos ellos muy loables en sus fines, pero aplicados de una forma que no está en consonancia con el significado que quieren transmitir. Me refiero al “BUENISMO”, una manera de vida que, desde el sentimiento, busca transmitir la idea de que basta con ser mediocres, “buena gentes” con frases como “Yo no le hago mal a nadie”. Y no es así, no se trata de vivir pensando en que no le hacemos mal a nadie, sino pensando en como hacemos el bien constantemente, una actitud bastante mas preactiva. Traslademos este ejemplo a una empresa, imagínense un trabajador que su única meta sea no hacerle perder dinero a su empresa, pero eso sí, ni le pidan que genere utilidades porque no tiene idea de cómo hacerlo. Cual creen que será su futuro en dicha empresa? Pues igual nos pasará a nosotros si seguimos ese estilo de vida y no pasamos al próximo nivel.

Anuncios

2 Respuestas a “El itinerario de mi alma

  1. Querido amigo,

    Como siempre, un artículo tremendamente acertado y actual. Como siempre, nos ayudas a mirar con una mirada crítica en nuestro interior. No se puede añadir ni una coma a tu precioso comentario. Ojalá lo tengamos muy presente todos los días y sepamos que eso que nos cuesta hacer se transformará en algunos años en un seguro de viaje para la otra Vida.

    Gracias por el enlace (me siento inmerecidamente halagado).

    Un fuerte abrazo

  2. mira no es lo q busco yo quiero q es un itinerario o para q sirve ok?
    MEJORA !!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s