Archivo de la categoría: Ideas para buscar trabajo

¿Cómo ser contratado por una de las mejores empresas?

Este es el mejor momento para buscar ese trabajo que realmente te apasionaría hacer. Participa en la feria laboral más importante del Perú y muéstrate a las mejores empresas.  Las encontrarás en el María Angola  este Viernes 25 Junio de 1 pm a 9 pm y Sábado 26 de Junio de 10am a 9pm. Podrás dejarles tu currículum, conversar con sus representantes y escuchar un Programa de Conferencias sobre “El Profesional del Futuro” dictada por expertos.

Es auspiciada por Telefónica, Procter & Gamble,  Interbank y Asea Brown Bovery y participan también Antamina, Nextel, Vivanda, Plaza Vea, Cineplanet, Wong, Metro, Yanacocha, grupo Endesa, San Fernando, Grupo ACP, Mi Banco, Textil San Cristóbal, Jockey Plaza, Autoridad Nacional del Servicio Servir, Abengoa, China Wok, Topy Top, Makro, Atento, Megaplaza, América Televisión, Cargill, Sodexo, San Ignacio, Transportadora de Gas del Perú, Red de Energía, ISA, Minka, Atento, Avantica, Quebec, Unicon, Boticas BTL, Ace Maestro, Oriflame, Oeschle, Pecsa, entre muchas otras. Ademáshabrá también la Feria de Educación Ejecutiva con los principales representantes como Esan, USIL, UPC, INCAE, Universidad de Piura, Universidad de Lima, ISIL e IPAE.

Las entradas cuestan S/. 10 (S/. 7 si eres estudiante y presentas tu carnet).Nada pierdes y en una de esas te ganas.!!!  Si tienes un amigo que busca  trabajo, pásale la voz. Te lo va a agradecer. Más información en http://www.youtube.com/watch?v=-2KZxHHbu8w

Pero bueno, volviendo al tema del post, les paso algunas sugerencias a tomar en cuenta a la hora de buscar trabajo que obtuve de un artículo resumido que me bajé por Internet.

Recientemente la revista Fortune publicó algunos consejos para ingresar en las principales empresas para trabajar:

 - Ayuda conocer a alguien: casi todas dependen fuertemente de referencias de empleados. Algunas llegan a contratar hasta un 40% de sus nuevos empleados de esta forma.

 - Destaque el trabajo voluntario en su curriculum: estas empresa son entusiastas en cuanto al trabajo comunitario, y prefieren contratar gente que también lo sea.

 - Prepárese para entrevistas y más entrevistas.

 - Libere al contador de historias que hay en usted: el estilo de entrevista más común es el que se conoce como “conductual”, en la cual le pedirán que describa situaciones problemáticas en trabajos pasados, y que explique cómo los resolvió.

 - Haga investigación creativa: una forma de destacar sobre los demás candidatos es conocer mejor que ellos a la empresa y a su mercado. No basta con buscar en Google, hay que investigar en detalle, incluyendo hablar con clientes.

 - Fuera los llaneros solitarios: las mejores empresas quieren gente que trabaje en equipo. El entrevistador prefiere escuchar “nosotros…”, y no “yo…”.

 - Si se ha movido mucho, esté preparado para explicar: un pasado movido no le descalificará, pero la mayoría de las empresas busca gente que quieran construir una carrera a largo plazo.

 - Esté abierto a aprender cosas nuevas: muestre pasión por aprender, hable sobre las habilidades que quiere adquirir o pulir, y nunca diga que usted es el mejor en lo que hace.

 - No se rinda a la primera: muchas empresas llevan un registro de los “medalla de plata” (aquellos que estuvieron a punto de ser contratados), y les alerta sobre nuevas oportunidades. Se ha sabido de empresas que contratan hasta 7 y 8 años después de la entrevista inicial.

¿Cómo administrar mi carrera? 2da parte

Eligiendo un nuevo trabajo

Si luego de hacer la evaluación del post anterior nos damos cuenta que estamos en el trabajo equivocado, o si es que estamos en un proceso de recolocación laboral, comienza nuestra etapa de búsqueda, en la cual, es crucial saber escoger la mejor opción. Muchos de nosotros basamos la elección del nuevo trabajo en base al sueldo bruto mensual. Pero no es la única variable a tomar en cuenta, hay otras que vale la pena incluirlas para nuestro proceso de toma de decisiones. A continuación algunas de estas:

       Remuneración:

–         Sueldo fijo y sueldo variable

–         Bonos e incentivos al contado y a largo plazo

       Oportunidades de desarrollo

–         Capacitación

       Condiciones y características del trabajo

–         Naturaleza del trabajo

–         Libertad y autonomía

–         Ubicación geográfica

–         Flexibilidad horaria

       Gusto y habilidad por las funciones

       Ambiente y relaciones de trabajo

–         Clima laboral

–         Jefatura

–         Balance vida – trabajo / Calidad de vida

       Características de la organización

–         Prestigio de la empresa

–         Título y nivel del cargo

–         Estabilidad laboral

       Conveniencia general para la persona y la familia

       Qué nos dice el subconsciente

Vale la pena tomar en cuenta todas estas variables, ponderarlas, para tener una visión mucho más clara del trabajo que más nos conviene.

¿Cómo administrar mi carrera? Primera parte

Hoy en día no basta estar trabajando en un buen trabajo. Para surgir en este competitivo mundo es necesario tener un plan de administración de carrera muy claro que nos indique si vamos en la dirección correcta y cuestionarlo cada año.

Un buen comienzo es hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Mi trabajo actual me reta? ¿Disfruto lo que hago?
  • ¿Cómo me gustaría  que fuera mi vida personal, estoy contento con la que tengo actualmente?
  • ¿En qué situación me gustaría estar en 5, 10, 15 años?
  • ¿Qué tipos de trabajo me gustan, en qué ambientes me desarrollo mejor?
  • ¿Las personas con las que trabajo me hacen sentir bien?
  • ¿Cuáles son mis destrezas más destacadas?

Son algunas preguntas de auto análisis que buscan validar o cuestionar nuestro trabajo actual. No digo que haya que cambiarlo, y menos en estos tiempos, sino que identifiquemos si realmente nos apasiona y si no lo hace, encontrar el porqué, tratar de modificar nuestros hábitos o comportamientos para que lo haga e inclusive logremos el tan esperado ascenso y si no, sólo en ese caso, ver en el mercado otras opciones.

Una manera de identificar lo anterior es mirarse a si mismo, conocer que es lo que nos distingue, qué es lo que más valoramos, qué nos hace sentir felices. Luego de ello, preguntar a los demás qué nos caracteriza, quizá una rápida descripción, que tipo de trabajo sería el ideal para nosotros, y finalmente hay también herramientas psicológicas de evaluación para validar lo anterior.

Jack Welch, Ex CEO de General Electric y nombrado por la revista Fortune como el mejor gerente de todos los tiempos, nos dice que es posible acelerar la progresión de nuestra carrera para llegar de manera más rápida al objetivo que deseamos. Para ello recomienda su método 10-10-10, que no es más que el proceso de considerar sistemáticamente las consecuencias de una decisión a lo largo de los siguientes 10 minutos, 10 meses y 10 años.

Recomienda cuestionarse si el trabajo nos permite trabajar con aquellos que comparten nuestra forma de ver la vida, o debemos asumir una personalidad distinta para trabajar durante el día. Nuestra motivación, nuestra satisfacción laboral, dependerá en gran medida del nivel de compenetración (valores, comportamientos, características personales) con aquellos a quienes vemos por más de 8 o 12 horas cada día.

Otro punto importante que recomienda es identificar si el actual trabajo nos reta, nos hace pensar cada día más, logra sacar lo mejor de nosotros o nos emociona cuando lo hacemos bien.

¿Estoy haciendo las elecciones correctas para mi carrera?

mujer_ejecutivaEsta semana he resumido un artículo aparecido en la revista Semana Económica hace un par de semanas, escrito por Jack Welch, ex CEO (Presidente) de General Electric, la que fue en su momento la empresa más grande del mundo. Por cierto, Welch fue considerado por la revista Fortune como el mejor gerente de todos los tiempos. Es por ello que Jack tiene mucho que decir sobre el tema.

Nos dice que es posible acelerar la progresión de nuestra carrera y llegar más pronto a las coordenadas que deseamos. Pero ese resultado, es muy importante tener cierta intencionalidad en la ruta, y recomienda su método 10-10-10, que no es más que el proceso de considerar sistemáticamente las consecuencias de una decisión a lo largo de los siguientes 10 minutos, 10 meses y 10 años.

Para efectuar una evaluación 10-10-10 de la ruta actual de nuestra carrera, recomienda primero plantearse cuatro preguntas acerca de nuestro trabajo.

1. ¿Mi trabajo me permite trabajar con aquellos que comparten mis sensibilidades acerca de la vida, o debo aislar ciertas de mis preferencias, o asumir una personalidad distinta para trabajar durante el día?

La palabra clave en esta pregunta es “sensibilidades”: los valores, comportamientos y características personales que nos hacen sentir que estamos entre gente semejantes a nosotros. Es un hecho que ningún trabajo o profesión nos será adecuada si requiere que trabajemos con gente que no comparte nuestros valores. Pasamos la mayor parte de la vida en el trabajo.

2. ¿Mi empleo me hace más inteligente al ampliar mi mente, desarrollar mis habilidades y sacarme de mi zona de confort?

Sin duda, es atractivo tener un trabajo en el que nos sentimos la persona más lista de la habitación. Con el tiempo, sin embargo, podemos llegar a ser unos “asesino de carreras”. Así que si nuestro 10-10-10 de carrera involucra un posible cambio de dirección, no preguntemos sólo “¿Tengo las capacidades adecuadas?”. Preguntémonos “¿Disfrutaré del desafío de adquirir otras nuevas?”.

3. ¿Mi trabajo me abre puertas?

Por contradictorio que pueda sonar, según Jack Welch podemos estar seguros de tener el empleo adecuado si éste tiene el potencial de llevarnos a otro trabajo en otra parte. Eso se debe a que las carreras, por definición, no son callejones sin salida. Están hechas de oportunidades que llevan a otras oportunidades.

4. ¿Mi trabajo me da algún significado?

Hagan lo que aman, y el resto saldrá naturalmente. El empleo perfecto y la carrera perfecta son sólo perfectos si nos hacen felices. Algo acerca del trabajo, la excitación de lograr una gran venta, la emoción de realizar algo con nuestros colegas en el plazo establecido, la recompensa de adiestrar a un recién llegado o ayudar a un cliente, eso simplemente nos hace sentirnos realizados. Nos sentimos importantes, nos llena el alma.

 Welch concluye diciendo que recordemos siempre: simplemente no podemos, y no debemos, aplicar el 10-10-10 sin tomar en cuenta el “factor de la calidad de vida” en cada una de nuestras opciones.

Así son los ejecutivos más buscados

3868828La semana pasada me enviaron este artículo sobre empleabilidad que me pareció muy interesante como para resumirlo y compartirlo con ustedes. Fue publicado en Expansión Empleo, el 24-07-2009 por Montse Mateos. Madrid. 

La capacidad de gestión, la flexibilidad y las dotes para dirigir equipos son las características que definen a los ejecutivos que demandan las empresas hoy en día. A cambio, ellos piden estabilidad y autonomía para mejorar los resultados de negocio.

Para ser un valor en alza desde el punto de vista laboral en el próximo curso no será necesario haber sido el primero de la clase, contar con un master brillante o una dilatada experiencia. Aunque todo esto ayuda, lo que las empresas necesitan ahora son directivos capaces de  conseguir resultados a corto plazo pero pensando en el futuro. Se quiere a aquellos que tienen recursos para salir de este atolladero con su creatividad, empuje y capacidad de decisión; los que no tienen miedo a equivocarse y los que aportan una capacidad de gestión enfocada al ahorro de costes y al incremento de oportunidades para seguir desarrollando negocio, aunque sea en nuevos nichos”. Experto en selección, Hierro señala que los que mejor lo tienen para encontrar un empleo son quienes se enfocan más hacia la gestión comercial, controlan el mercado o saben manejar herramientas de marketing con solvencia; así como los directivos y mandos con competencias en el control financiero.

El directivo que viene

En este escenario, Ignacio Bao, presidente de Bao & Partners, señala que las prioridades de las compañías son la reducción de costes y la tesorería y, en algunos casos, la mejora del posicionamiento internacional, porque el mercado interior está sufriendo más. Por estos motivos identifica al primer ejecutivo capaz de transformar la compañía optimizando procesos y costes como uno de los perfiles más demandados: “Este profesional suele generar la necesidad de reclutar dos perfiles adicionales: el director financiero con capacidad de mejorar la tesorería, y el director de recursos humanos para optimizar y fidelizar”, explica Bao.

Se necesitan directivos que se remanguen y tiren del carro como uno más, con gran orientación comercial, con capacidad de ejercer cuantas tareas se les asignen en función de cómo evolucione la situación”. La ‘mega-estrella’ que venía a gestionar la abundancia y a arrancar grandes proyectos de expansión ya no es necesaria.

Adiós a la ‘mega-estrella’

Los expertos coinciden en que estamos ante algo más que una crisis cíclica y que tendrá como consecuencia una nueva forma de entender la economía. “Para afrontar esta situación, los aspectos personales del directivo tienen más relevancia que los conocimientos técnicos. Se buscan valores como la confianza en sí mismo, la ética, la capacidad de comprometerse con un proyecto y, sobre todo, inteligencia y habilidad emocional. Hay que contratar personas completas que sean capaces de afrontar un negocio.

La orientación hacia los resultados, una competencia que se supone en todas las categorías profesionales, es una prioridad en el caso de los directivos y también uno de los aspectos que destaca Gortari: “El mercado demanda ejecutivos orientados hacia los resultados a corto plazo; quiere personas que se dediquen a pensar y que resuelvan los problemas del día a día”.

Gortari asegura que se necesitan ejecutivos que, por encima de los conocimientos técnicos, transmitan energía y entusiasmo y estén más centrados en los clientes y las operaciones, buscando la eficiencia. Para el presidente de Otto Walter, ahora resulta esencial contar con personas que sepan comunicar, que saquen adelante el negocio y que, además, sean capaces de controlar el gasto: “Es el momento de los McGyver dispuestos a hacer maravillas con los medios disponibles, y crear soluciones asombrosas con lo que encuentran a su alcance, en vez de quejarse de lo que les falta”.

Condiciones del candidato

Por su parte, muchos de estos directivos son conscientes de su valía y alguno se encuentra en situación de exigir ciertas condiciones. Perrau explica que el ejecutivo demanda información sobre las funciones que va a asumir y de qué manera lo hace: “No quiere ser un eslabón en el proceso y por eso exige capacidad de liderazgo y un entorno propicio para desarrollarlo y, sobre todo, contar con la delegación necesaria para ejercerlo. No importa tanto a quién reporta en sus funciones como que lo tenga claro y le dejen hacer”. De Benito también señala la importancia del aspecto emocional: “La integración en el equipo de trabajo es fundamental”. Muro añade que, “deben ser personas de equipo. Los individualistas no son el perfil adecuado para los próximos retos. Hacer equipo implica aunar, ceder, aceptar, aportar, sufrir y disfrutar juntos”.

Xpo Laborum Feria Laboral este Viernes y Sábado

IMG_0522Esta semana no publicaré ningun artículo, sino que aprovecharé para promocionar la Feria Laboral, Xpo Laborum, de la empresa donde trabajo. Será Este Viernes 19 y Sábado 20 de Junio. Te esperamos de 10am a 9pm en el María Angola en Miraflores.

En la Xpo Laborum participarán muchas de las mejores empresas del país. La auspicia el BCP y participan Interbank, Scotiabank, Yanacocha, BIF, Asea Brown Bovery, Americatel, T Gestiona, Manpower, Ransa, Banco Financiero, Hotel Las Dunas, La granja azul, Endesa, Edelnor, Wong, Vivanda, Metro, Plaza Vea, entre muchos otros.

Me han pedido el horario de conferencias. Es el siguiente

Viernes 19:

10:00am – 11:00am “ El sueño del negocio propio: Un sueño….solamente? Rompiendo paradigmas que limitan la capacidad de emprender un negocio propio” Alvaro Zuñiga – Gerente General Prolife

11:30am – 12:30 pm “Currículos de impacto” Patricia Canepa – Consultora Senior DBM

2:30 a 3:30 pm Alexis Ravello – Gerente de Recursos Humanos Asea Brown Bovery

4:00pm – 5:00pm Jonathan Golergant – Director General de UCIC Interbank

5:30pm – 6:30pm “Equilibrio entre tu vida y tu trabajo, el reto del siglo XXI”, Makaly Rivera, Gerente de Selección BCP, Luciana Puente, Gerente de Area de Responsabilidad Social BCP, Percy Urteaga, Gerente Area Comercial BCP

7:00pm – 8:00pm Lucienne Freundt – Gerente de Recursos Humanos, Banco Financiero

Sabado 20:

10:00am – 11:00am “ Lo que buscan los empleadores al contratar universitarios” César Cáceres – Director del programa de Administración de empresas, Universidad de Piura

11:30am – 12:30m Rafael Macias – Gerente General Clorox

1:00pm – 2:00pm “Ideas para conseguir trabajo” Rafael Zavala – Gerente General Laborum Peru

2:30pm – 3:30pm “El Estado y la promoción de políticas laborales para los jóvenes” Luciana León – Congresista de la República

4:00pm – 5:00pm “¿Cómo ser exitoso en una entrevista de trabajo?” Mauricio Bock – Gerente Corporativo (Latinoamerica) de Selección y Atracción del Talento, Belcorp (Ebel)

5:30pm – 6:30pm “Crisis de talentos en el Peru: ¿Oportunidad en medio de la tormenta?” Felipe Aguirre – Gerente General, Manpower

7:00pm – 8:30pm “¿Es posible estudiar, trabajar y crecer profesionalmente en una empresa en el Perú?” Miguel Sanz y Fernando Rivera – Director Internacional de operaciones y Gerente de Recursos Humanos, Grupo GSS (España)

La capacidad de la sala es limitada, no te los pierdas!

Suerte, te esperamos este Viernes y Sábado. El costo es de 10 soles y 6 soles si eres estudiante.

Si buscas más ofertas de empleo puedes ingresar tu cv a www.laborum.com

El profesional del futuro

ist2_3140038-future-executiveYa no basta con ser inteligente y trabajador, pues todo el mundo es inteligente y trabajador. ¿Cómo hacer para ser más atractivo para las empresas en estos tiempos de crisis?

  

Nuestra vocación profesional es una de las variables que más debemos tener en cuenta a la hora de pensar en ideas para mejorar. Y es que en nuestro trabajo pasamos la mayor cantidad de horas del día, es la fuente de nuestros recursos económicos, pero más importante aun, es también fuente de satisfacción o insatisfacción de muchos que se sienten que han triunfado o también fracasado según sea el caso. Es por ello que conviene estar siempre atentos de cómo trabajar mejor, como ser más productivos. De ello dependerán nuestros ascensos, nuestra línea de carrera y en algunos casos nuestro nivel de recompensa personal y económico.

 

Trabajo en una compañía de selección de personal y continuamente nos toca reclutar y escoger a los mejores. Les hemos preguntado a nuestros clientes actualmente, con crisis incluida, cuál es el perfil de los candidatos que buscan. Y la sorpresa fue grande. Y es que hace pocos años el perfil que se pedía era completamente distinto al de ahora. Antes bastaba con terminar en una universidad o instituto de cierto prestigio y tener experiencia, que sea medianamente inteligente y trabajador. Al poco tiempo, se exigía también además un post grado llámese Maestría o especialización en algún campo en especial y que sea un experto en el tema que manejará. Pero resulta que ahora, ya hay muchos que cumplen con ese perfil, y las empresas se han vuelto más exquisitas para reclutar personal. El factor crucial para tomar la decisión de contratación ya no será su formación académica o su experiencia sino sus capacidades relaciones.

 

¿Qué se exige en los profesionales hoy en día?

Que el profesional tenga habilidades o competencias y valores. En cuanto a las competencias, las hay de muchos tipos, pero para efectos prácticos las clasificaré en dos, las personales y las sociales. Dentro de las personales están incluidas el orden, pero no el orden para tener el escritorio ordenado, sino el orden mental para priorizar las cosas en tu vida, a qué le da uno mayor importancia, saber cuando hacer primero lo importante y cuando lo urgente, cuando adaptarse a la realidad (muy útil en tiempos de crisis). Otra de las competencias es la capacidad de las personas para tomar decisiones, saber negociar, liderazgo y pensamiento estratégico (ver el panorama completo, a mediano y largo plazo). Los exitosos lo son porque no sólo están en “el aquí” y “el ahora”. Están pacientemente dando pasos firmes en la dirección correcta.

 

En relación a las competencias sociales, las más importantes son la red de contactos que hayamos tejido, la capacidad para manejar eficazmente conflictos, trabajo en equipo e inteligencia emocional (capacidad para conocer tus emociones, desarrollarlas y controlarlas y conocer las de tu interlocutor, entenderlas y actuar en consecuencia). La relación con los demás es muy importante, ya sea con compañeros de trabajo, subordinados o jefes. Se debe tener la capacidad para generar empatía con los demás a pesar de problemas internos. Muchas veces se tiende a pensar que el jefe tiene que tratar como capataces al equipo que tiene a cargo para imponer respeto. Nada más falso. Un jefe que dice que es el jefe es una mala señal, implica que el liderazgo en ese jefe ya está por los suelos. Debe ser capaz de gestionar la impopularidad de decisiones correctas pero a veces difíciles de tomar. Debe utilizar un liderazgo sustentado en la intuición y creatividad.

 

Por otro lado están también los valores. Deben ser personas íntegras, de una sola pieza, que hagan las cosas bien a la primera, con una vocación de excelencia muy marcada. Apasionados por su trabajo. Que no trabajen por trabajar, sino que ese trabajo trascienda, tenga motivos más allá de ganar dinero.

 

Otro de los valores principales que debe tener es la humildad, valor que maneja bien el fracaso y maneja bien el éxito. Humildad para pasar la página del éxito con rapidez y de igual forma, en tiempos de crisis, tener la automotivación para ver oportunidades. Cuando cometen errores, aprenden de ellos, alzan el vuelo y siguen caminando. Y cuando parece que les van bien las cosas no se lo creen demasiado. El torpe es el que cree que nunca se equivoca. El inteligente es el que se da cuenta cuando se equivoca, pero más inteligente cuando lo corrige, y más aun cuando pide disculpas. No se “comparan con”, sino que “quieren aprender de”.

 

También buscan gente optimista, sobre todo en estos tiempos en los que la mayoría se lamenta de la crisis. Es ahora cuando hay que ver el vaso medio lleno. Normalmente este tipo de gente tiene muy buen humor. El humor es el que te evita caer en la desesperanza. El humor realmente te salva de la depresión. No se trata de contar chistes, sino de tener la capacidad de reirse de si mismo, de no creerse superman, de reconocer que es capaz de todos los errores y los horrores posibles, porque interiorizando eso, estarán alertas para no cometerlos.

 

Cuantos gerentasos hay que se creen superman, sólo porque tienen el poder, el estatus, pero no la credibilidad, la influencia, el “plus” de influencia del liderazgo, otra de las competencias imprescindibles de los ejecutivos de hoy. El liderazgo tiene que ver con gente que se rodea de gente competente, influye sobre sus colaboradores pero también sabe estar en soledad. El drama del hombre moderno es que no sabe estar solo, y necesitamos mucho tiempo solos para auto examinarnos, auto conocernos todos los días al final del día, saber que hicimos bien, que hicimos mal y que pudimos haber hecho mejor. El liderazgo es también el liderazgo de un ama de casa modesta, el liderazgo de un maestro que te hace perder el miedo a las matemáticas, el liderazgo de un médico en su consulta, que no sale en los periódicos pero que son ejercicios de influencia sobre el ser humano.

 

Se busca también una persona que tenga claras sus prioridades y metas en la vida. Que tenga un plan de vida definido. Si bien es cierto dicen que el hombre propone y Dios dispone. Sin embargo, nos encontramos a veces con gente que tiene planificada al milímetro su vida, y cualquier giro lo hace angustiarse demasiado. Por el contrario, otros van por donde se los lleve el viento. Miguel de Unamuno decía: “Nada de plan previo, que no eres edificio. No hace el plan a la vida, sino que ésta la traza viviendo. No te creas más, ni menos, ni igual que otro cualquiera, que no somos los hombres cantidades. Cada cual es único e irrepetible, en serlo a conciencia pon tu principal empeño.”

 

En el fondo, creo que es muy importante tener un Norte, un plan de vida definido, pero a la vez tener la flexibilidad para adaptarse a los tiempos. ¿Por ejemplo, quién se iba a imaginar hace un año que el mundo estaría como está hoy en día sumido en la peor crisis financiera en más de 70 años? Ayudará bastante que el hoy lo aprovechemos el máximo. Hay una corriente muy fuerte de aprovechamiento del tiempo, que le llaman “Time Management”. En la medida que aproveches al máximo tu tiempo hoy, te estarás asegurando el éxito del mañana. Ten en cuenta que los días perdidos no vuelven, y al final del trayecto los echaremos de menos. Con esto no quiero decir que se esté priorizando que cada día se trabaje más. Hay que trabajar bien, y mucho, y cuando hay que romperse el lomo hay que hacerlo, pero que no se confunda cantidad de horas de presencia física en el trabajo (algunas intrascendentes o dedicas al chisme) con tiempo de calidad, lealtad y compromiso, recurso carísimo en este país. Hay que aprovechar el tiempo también con aquellos que también necesitan de nosotros.

 

Conclusiones

Antes que profesional soy esposo, hijo, amigo y todas esas dimensiones de mi personalidad se ven sacrificadas si no trabajo de un modo más riguroso y eficiente. Al final, todo está relacionado, si soy mejor profesional, seré capaz de adquirir habilidades y competencias que me ayudarán a atender mejor otras dimensiones religión, familia, amigos, deporte, etc.

 

¿En qué debo enfocarme? Ya lo decía Santiago Álvarez de Mon, uno de los principales profesores IESE de España, actualmente considerada como una de las tres escuelas de negocios más prestigiosas del mundo, en una reciente entrevista que le hicieron. “Que mi mente hiperactiva escuche los recados de mi cuerpo, prematuramente avejentado. Que no me tome mi trabajo tan en serio, que la persona que soy gobierne con mano firme al personaje que represento. Que quien quiera que soy se dé cuenta de que estoy de paso, que aprenda a reírme de mí mismo, la última y gran asignatura que sólo los sabios aprueban con nota. Captar y sentir la corriente del río humano, atraer y gobernar el talento de mi empresa, conocer y educar a mis hijos, mantener una relación amable conmigo mismo, renovando mi equipaje intelectual, emocional y espiritual, son tareas cruciales que, pese a su naturaleza y jerarquía, un día sí y otro también son arrinconadas en la vorágine de días clonados en serie.”

 

Es decir, en estos tiempos hay que enfocarnos en ser profesionales exitosos, pero en mi vida las palabras éxito y fracaso tienen mucho más que ver con mi futuro como persona y el de mi familia, su bienestar y felicidad, que con mis logros y consecuciones profesionales.

 

No dejemos que estos tiempos de crisis y el desarrollo de nuestra carrera profesional nos puedan desmoronar. No hablo de falta de ambición y de impasibilidad, obviamente me ilusiona mucho encontrar en el trabajo fuentes de desarrollo personal, y que éstas estén ligadas a mi remuneración. Si el futuro laboralmente hablando sigue mejorando como estoy seguro que será (y que me costará muchísimo esfuerzo para que sea así), intentaré responder a la confianza depositada en mi, y si no, no es ninguna tragedia, no se va a derrumbar mi mundo personal.

 

 

 

 

 

¿Cómo te ves dentro de 5 años?

Esta es una de esas preguntas que suelen hacerse en una entrevista de trabajo, la he hecho varias veces, puede medir varios factores, capacidad de enfoque de la persona, pensamiento estratégico, sinceridad, capacidad de abstracción, etc. Sin embargo, es una pregunta completamente válida y necesaria para que cada uno de nosotros se la haga y pueda reflexionar. No hay respuestas buenas ni malas, sin embargo, pasaré a copiar textualmente una que leí la semana pasada en el libro “No soy Superman” de Santiago Alvarez de Mon, invitado de la casa a este blog. Ocurre en un proceso de coaching y la respuesta me sacó de cuadro, realmente me pareció extraordinaria, me dio mucho gusto leer una respuesta en la que se establece claramente el orden, la importancia y la jerarquía que se le da a las cosas más importantes de la vida:

 

“¿Cómo visualizas tu carrera a medio y largo plazo?, ¿Cómo te ves dentro de tres años? ¿Qué es lo que más te ocupa y preocupa?

 

No tengo la más remota idea. No soy hombre de proyectarme al futuro, de trazar grandes planes, luego viene la vida con las rebajas. Miguel de Unamuno decía: “Nada de plan previo, que no eres edificio. No hace el plan a la vida, sino que ésta la traza viviendo. No te creas más, ni menos, ni igual que otro cualquiera, que no somos los hombres cantidades. Cada cual es único e irrepetible, en serlo a conciencia pon tu principal empeño.” En ese nombre, legítimo y ambicioso afán, ser yo mismo, el factor que más me preocupa es el uso de mi tiempo.

 

Aunque todavía soy joven, cada vez soy más conciente de que el tiempo es el recurso por antonomasia, los días perdidos no vuelven, y al final del trayecto los echaremos de menos. No quiero que a mí se me pase. Antes que profesional, soy persona, padre, marido, ciudadano… y todas esas dimensiones de mi personalidad se ven sacrificadas si no trabajo de un modo más riguroso y eficiente. Si hay que quedarse un día hasta las doce de la noche, si una semana hay que dejarse la piel para sacar un proyecto a tiempo, se arrima el hombro, se hace un esfuerzo extra y adelante. Lo que no tolero es que se confunda cantidad de horas en la empresa, algunas ociosas, otras dedicadas al peloteo y el que dirán, con calidad, lealtad y compromiso. Esa forma maniquea y reduccionista de medir a profesionales supuestamente maduros e independientes me repugna.

 

Retomando la pregunta, no me preocupa dónde  estaré en unos años, hasta me divierte no tener ni la más remota idea. Sí me da vueltas a la cabeza, en cambio, pensar que va a ser de mis hijos. Como serán, a que se dedicarán, con quien compartirán sus vidas, si alzarán el vuelo por sí solos, son interrogantes que frecuentemente pululan en mi mente. En mi vida las palabras éxito y fracaso tienen mucho más que ver con la suerte de mi esposa y mis hijos, su bienestar y felicidad futuros que con mis logros y consecuciones profesionales. No sé quien dijo que si alguien te hace daño es porque tú le autorizas, tú le has dado ese  poder. Pues bien, las posibilidades de que los avatares de mi carrera profesional me puedan desestabilizar son remotas. No hablo de indolencia y de impasibilidad, me atrae encontrar en el trabajo fuentes de desarrollo personal, además de la ansiada independencia económica. Así, y con todo, no me  sentiría frustrado si ciertas posiciones no me son dadas. Si llegan intentaré responder a la confianza depositada en mi persona, y si no, no es ninguna tragedia, no se va a derrumbar mi mundo personal. Con mi familia es bien distinto. Ahí están puestas mis ilusiones, mis sueños, mis afectos y sentimientos más íntimos Mi felicidad pasa por la de ellos, ni más ni menos. Sé que esta postura, llevada a su extremo, me puede granjear grados de impotencia y angustia. Me digo todos los días que es su vida, no la mía que la libertad es una palabra sagrada pero no puedo evitar reír y respirar hondo cuando están bien, y sufrir y encogérseme el corazón cuando la vida, ésta es una sociedad muy agresiva y cruel, les pega y pone a prueba.”

 

 

 

Radiografía del profesional exitoso

Una de las preguntas que más suelo hacerme y a la vez responder en mi trabajo es sobre las cualidades que debería tener el profesional exitoso. Y es que hace pocos años el perfil que se pedía era completamente distinto al de ahora. Antes bastaba con terminar en una universidad o instituto de cierto prestigio y tener experiencia. Al poco tiempo, se exigía también además un post grado llámese Maestría o especialización en algún campo en especial. Pero resulta que ahora, ya hay muchos que cumplen con ese perfil, y las empresas se han vuelto más exquisitas para reclutar personal.

 

¿Qué más se pide hoy en día? Que el profesional tenga habilidades o competencias y valores. En cuanto a las competencias, las hay de muchos tipos, pero para efectos prácticos las clasificaré en dos, las personales y las sociales. Las personales se refieren a la capacidad de las personas para tomar decisiones, saber negociar, liderazgo y pensamiento estratégico (ver el panorama completo, a mediano y largo plazo). Si no saben que significa cada una de estas cosas, con gusto pueden escribirme comentarios y puedo enviarles artículos o libros relacionados o bien pueden buscar en Google, ya que además todo esto les servirá para su vida personal y familiar, más allá de su vida laboral. En relación a las competencias sociales las más importantes que las empresas piden son el manejo de conflictos, trabajo en equipo e inteligencia emocional. La relación con los demás es muy importante, ya sea con compañeros de trabajo, subordinados o jefes. Muchas veces se tiende a pensar que el jefe tiene que tratar como capataces al equipo que tiene a cargo para imponer respeto. Nada más falso. Un jefe que dice que es el jefe es una mala señal, implica que el liderazgo en ese jefe ya está por los suelos.

 

Por otro lado están también los valores. Deben ser personas íntegras, de una sola pieza.  Que no trabajen por trabajar, sino que ese trabajo trascienda, tenga motivos más allá de ganar dinero. Hicieron una encuesta en España hace poco en la que le preguntaron a los empleados que le pide al trabajo. Y las respuestas más saltantes fueron independencia económica, posibilidad de expresar su talento, y que los deje vivir de Sábado a Domingo. ¿Por qué la gente se ha acostumbrado a eso? Con esa forma de pensar ven al trabajo como un castigo, cuando es el lugar donde pasan la mayor parte de su tiempo, por ende lo más inteligente debiera ser buscar enamorarse del mismo para disfrutar lo que hacen.

 

Dejaré que esta pregunta sobre como es el profesional exitoso de hoy en día la conteste también Santiago Álvarez de Mon, uno de los principales profesores IESE de España, actualmente considerada como una de las tres escuelas de negocios más prestigiosas del mundo, en una reciente entrevista que le hicieron.

 

“El profesional exitoso debe ser un experto en el tema que maneja, tener capacidad de expresión, ser una persona íntegra, honesta, con carácter, que sea capaz de gestionar la impopularidad de decisiones correctas pero a veces difíciles de tomar. Si no lo es, le hace la vida bastante miserable a los que le soportan y trabajan con él todo el día.  Apasionados por su trabajo y que pasen la página del éxito con rapidez.

 

Con 2 o 3 ideas muy claras, los cimientos morales son intocables, con raíces familiares muy fuertes, aunque también los hay quienes vienen de familias rotas pero hicieron ganancia, la adversidad la mudaron en abundancia.

 

Uno de los valores principales que debe tener es la humildad. Es un valor que maneja bien el error y maneja bien el éxito. La humildad está educada en el aprendizaje. Te abre la mente. Estas personas cuando se han equivocado alzan el vuelo y siguen caminando. Y cuando parece que les van bien las cosas no se lo creen demasiado. (El torpe es el que cree que nunca se equivoca. El inteligente es el que se da cuenta cuando se equivoca, pero más inteligente cuando lo corrige, y más aun cuando pide disculpas.)

 

Otro es la constancia, la gente grande llega muy lejos porque no sólo está en “el aquí” y “el ahora”. Están pacientemente dando pasos firmes en la dirección correcta. Además es gente curiosa, y quiere rodearse de gente de talento a su alrededor. No se “comparan con”, sino que “quieren aprender de”.

 

Quieren gente brillante a su lado. Y es gente optimista, cuando tienen muchos motivos para ser pesimistas. Eligen el optimismo como mirada vital, justa. Y tienen sentido del humor. Creo que esto es un corolario natural de ser humilde. En lugar de tomárselo a la tremenda, tienen el humor como filtro para vivir. El humor realmente te salva de la depresión. No sólo es gente que cuenta chistes, sino que se ríen de sí mismos. Cobran distancia y perspectivas frente a sí mismos y deciden armar una relación comprensiva, amable con ellos mismos y para ello se requiere del humor. Una vez que te conoces, o te deprimes o te ríes.

 

El sentido del humor es el que te permite manejar el poder y no quedar pegado en sus telarañas, porque liderazgo no es sinónimo de poder. El lenguaje es muy rico, y no porque una persona ocupe el puesto de consejero delegado, de director general o de presidente tiene liderazgo. Tiene el poder, el estatus, pero no la credibilidad, la influencia, el “plus” de influencia del liderazgo. Otras personas tienen liderazgo pero a lo mejor precisamente por tenerlo no lo ven reconocido por cuotas de poder. ¿Cuánto poder tuvo Gandhi, en algunos pasajes de su vida? ¿Cuánto poder tuvo Mandela en la cárcel, aunque luego fuera pesidente de Sudáfrica? ¿Cuánto poder tenía Lincoln? Iba recogiendo errores tras errores, fracaso ras fracaso hasta llegar a la presidencia.

 

Toda esta gente son curiosamente seres sociales, solidarios y expansivos pero que manejan muy bien su soledad. El liderazgo tiene que ver con gente que se rodea de gente competente, influye sobre sus colaboradores pero también sabe estar en soledad. El drama del hombre moderno es que no sabe estar solo.

 

Con respecto al humor, si el liderazgo es un proceso de transformación, de liberar la energía y el talento de los seres humanos a los que se dirige, sí tiene que ver con institucionalizar los procesos de aprendizaje; dada nuestra condición humana, nuestra fragilidad y vulnerabilidad, siempre habrá errores. ¿Cómo manejo el error, para que sea una fuente de aprendizaje? El humor es el que te evita caer en la desesperanza, el que te evita deprimirte, el humor es el que te permite no dimitir. Creo que el liderazgo es un encargo universal que nos afecta a todos. El liderazgo es también el liderazgo de un ama de casa modesta, el liderazgo de un maestro que te hace perder el miedo a las matemáticas, el liderazgo de un médico en su consulta, que no sale en los periódicos pero que son ejercicios de influencia sobre el ser humano. Si yo fuera el directivo de una empresa, lo que me agradaría hacer es asimilarme al jardinero en un ambiente donde las plantas puedan crecer, y donde ellas crecen si tú les dejas.

 

Por último, un buen profesional es aquel que no está acostumbrado y centrado en el winner y el loser. Hoy puedo ser campeón, soy winner y mi ego engorda, pero mañana soy loser y me deprimo. Pero esto no es así, el concepto de éxito tiene que basarse en algo más profundo, en algo más sólido. ¿Quién define el éxito? Si lo define tu lugar en el campeonato te vas a ir a la infamia o a la depresión. Pero si soy yo quien define el éxito, seré ganador siempre. Yo he visto a mi hijo ganar partidos de tenis y le he dicho “Hoy has ganado, pero has jugado al tenis sin disfrutar” Y ha habido veces que se me ha caído la baba y realmente ha ganado el partido. Y él me dice “papá, pero si he perdido” Y yo le respondo “¿Te lo has pasado bien? ¿Has jugado tu mejor tenis, has aprendido? ¡Pues has ganado!”. El partido importante es el que se juega dentro. No estoy diciendo que no seamos ambiciosos y que no queramos ganar el partido, pero es que hay muchos partidos que sólo se pueden ganar con los demás, no contra los demás.”

Si buscas un mejor trabajo, anda a la Xpo Laborum

El mercado está caliente. Este es el mejor momento para encontrar el trabajo ideal. Si eres profesional o estudiante universitario o de instituto, acompáñanos en XPO! Laborum, la tercera Feria Laboral por Internet que organiza Laborum.com, el portal de empleos más grande del Perú. Para inscribirte sólo tienes que visitar www.xpolaborum.com entre el 5 y el 15 de Julio.

Esta feria es auspiciada por Kimberly Clark, Milpo y Enersur, cuenta con la colaboración de Universia y la participación de entre otras empresas:

ABENGOA – ADECCO – AGA -  AMBEV PERU- AMERICATEL – ARTI  - ASTRA ZENECA – BCP BANCO DE CREDITO – BONAVISTA -CAMPOSOL – CESEL – CHINA WOK – CIA MINERA MILPO -  CINE PLANET – COFIDE -COTTON KNITT – DAMCO – DBM  - DIGITEX -  ENERSUR SUEZ ENERGY – ERNST & YOUNG – ESAN – EXSA – FERREYROS – FIBRAFORTE – FUNIBER FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA -  HAUG – HERMES – HIPERMERCADOS TOTTUS – IBM – ILARIA – INKAFARMA – INTERBANK – JJC CAMET – KIMBERLY CLARK – LABORUM.COM PERU -  MCDONALDS – MANPOWER – MINISTERIO DE TRABAJO – MINERA SAN MARTIN - MINERA YANACOCHA – NICOLL  - PEPSICO – PERFUMERIAS UNIDAS –  PLAZA SAN MIGUEL – PLAZA VEA – PLUSPETROL – QUIMICA SUIZA – RANSA – RIO TINTO MINERA PERU - SCOTIABANK – SELECTIVA – SENATI – SKANSKA DEL PERU – SODIMAC - TELEFONICA T- GESTIONA – TEXTIL SAN CRISTOBAL – THOMAS INTERNATIONAL –  TIENDAS EFE – UNIVERSIA PERU – USIL – VIVANDA.

Mucha suerte a todos!!!